6 May

Magia y lúpulo en Mar de Fulles

Mar de Fulles te invita a disfrutar. Levantarse cada mañana con el sonido de las hojas y los pájaros es un pequeño gran placer que apreciamos cada día.

Queremos que la estancia de las personas que vienen hasta aquí a conocernos sea mágica e inolvidable y por eso trabajamos para ofrecer los mejores productos, de la huerta al plato y con las mejores garantías de producción local. Y en la bebida no iba a ser menos. Hemos querido hacer nuestros propios elixires con cariño y la ayuda de productores locales alineados con nuestros valores y el cariño que le ponemos a todo lo que hacemos.

Cerveza propia de la mano de un productor local

Queríamos crear una cerveza propia que cumpliera nuestros compromisos sociales y medioambientales y le planteamos el reto a Badúm. Esta pequeña empresa elabora cerveza artesanal en su local de Peñíscola y su nombre da valor al patrimonio histórico y natural de esta localidad, representado por la torre medieval de Badum. Un edificio alzado sobre un acantilado de más de 95 metros de altura en pleno paraje natural de la Serra d’Irta.

Sin gluten y con carácter

Nuestra idea era ofrecer en nuestro restaurante una cerveza artesana, ecológica, de pequeño productor y de proximidad, y lo más importante: que supiera a cerveza. Queríamos huir de algunos ingredientes habituales en las cervezas artesanas y que no gustan a todo el mundo como el agua salada, la miel, el romero, el enebro… Nuestra receta debía incluir sencillez, calidad, sabor y textura y, ya puestos, no tener gluten.

Hicimos muchas pruebas en depósitos de 500 litros con una larga producción, y seis meses más tarde seguíamos sin conseguir la fórmula. Volvimos al principio, hicimos de nuevo una cata con todas las opciones que nos daban los ingredientes ecológicos que teníamos a nuestra disposición y nos encantó la frescura de una rubia muy suave a la que, sin embargo, le faltaba carácter. En cambio, a la negra ecológica (justo al otro extremo) le sobraba ese carácter y probamos a mezclar sus ingredientes.

Voilà

Esta mezcla equilibrada se convirtió en la cerveza Mar de Fulles. La primera sensación en boca es que de una cerveza rubia, fresca, fácil y bien equilibrada en la que, poco a poco, entran los matices de los ingredientes de la cerveza negra, dándole un carácter muy especial y quedando ese gusto al final que os invitamos a probar.

El resultado superó nuestras expectativas y la de nuestra clientela, y de esta manera pudimos eliminar las cerveza industriales (a excepción de la sin alcohol y con limón) que no descartamos, más adelante, plantear a Badúm. La cerveza Mar de Fulles está en formato de 0.33cl y 0.75cl y está envasada en cristal. Los ingredientes de nuestra poción mágica, sin aditivos y sin pasteurizar, son: agua, malta de cebada, malta de trigo y lúpulo. Además, es una cerveza certificada sin gluten y ecológica.

Es nuestro deseo poder serviros nuestra cerveza muy pronto en nuestro restaurante y, además, en breve podrás adquirirla también en nuestra tienda online para degustarla tan ricamente en tu mesa y en la mejor compañía. Gracias a Badúm por ayudarnos a crearla, cada día estamos más contentos de poder ofrecerte este producto único con marca Mar de Fulles.