Un lugar libre de químicos, para encontrarte a salvo
21 Ago

Un lugar libre de químicos, para encontrarte a salvo

En Mar de Fulles nos preocupamos por las personas que tienen hipersensibilidad química múltiple y también por las que padecen otras enfermedades respiratorias o bien alergias. Por eso, como hotel ecológico no utilizamos ningún producto químico y nos decantamos por lo más natural.

En este sentido, hemos tenido el placer de albergar en nuestras instalaciones a una persona con hipersensibilidad. Durante su estancia conseguimos que se encontrará cómoda y no tuviera ninguna reacción. En Mar de Fulles apostamos por los productos naturales, y la naturaleza junto al ambiente relajado hacen el resto para que todos puedan vivir una experiencia única.

Sabemos que se trata de una enfermedad que no tolera los productos químicos, por eso Mar de Fulles es un buen lugar. Ya que tanto en la cocina como en las habitaciones evitamos el uso de los químicos. Los alimentos de la huerta ecológica están libres de pesticidas. Y por su parte, las sábanas se lavan con productos naturales, al igual que la limpieza de todas las instalaciones.

Por lo que respecta a las alergias, cualquier persona que se aloje en nuestras habitaciones, o bien quiera probar nuestra cocina, será atendida respetando su salud. Nuestros cocineros, como ya han realizado en otras ocasiones, se encargan de hacer un menú a la medida de las necesidades del comensal.

Respira naturaleza 

En Mar de Fulles, el aire es puro, con una plantación de 40.000 alcornoques y un bosque de árboles singulares. La naturaleza nos trae el aire más limpio. Por lo que respecta al agua, el hotel ecológico cuenta con un circuito cerrado de agua de un pozo propio con depuradora de filtros verde y el agua de lluvia se reconduce al acuífero.

A lo que podemos añadir, la limpieza de la piscina que es totalmente libre de productos químicos y además, es respetuosa con el medio ambiente. Se realiza a través de cloración salina, es decir se introduce sal a la piscina que circula a través de un circuito de depuración que cuenta con un clorador salino encargado de separar el sodio del cloro, en forma de gas, de las moléculas de sal. El cloro obtenido en forma de gas se mezcla con el agua como agente desinfectante y así, nuestra piscina se mantiene en perfecto estado.

Invitamos a todas las personas a que vengan a probar nuestro rincón en medio de la naturaleza, un lugar donde disfrutar del mejor entorno. Además, todos los que hacemos posible este proyecto sostenible y ecológico, cuidaremos de que todos se sientan cómodos y a salvo.

Leave a Reply